Destinos para disfrutar de los hermosos lagos de México

isla-de-patzcuaro

Nuestro país cuenta con numerosos y hermosos destinos de interior situados junto a lagos. Algunas de estas ciudades y pueblos son igual de impresionantes que los centros turísticos costeros del país, y están considerablemente menos concurridos. A continuación, un resumen de los mejores destinos junto a los lagos en México, ideales para buscar ofertas de viaje y disfrutar de un momento único.

Ajijic, Jalisco

La ciudad de Ajijic alberga la mayor masa de agua interior de México, el lago de Chapala. Con una superficie total de 675 kilómetros cuadrados, el lago tiene más de seis veces el tamaño de Washington, D.C. Famoso por su excelente clima durante todo el año y también cuenta con una serie de agradables tiendas y restaurantes.

Mezcala de la Asunción, Jalisco

También a orillas del lago de Chapala, Mezcala de la Asunción es un pequeño pueblo con una serie de excelentes restaurantes de pescado, pero con poca actividad. El principal atractivo de la ciudad es la isla deshabitada de Mezcala, a la que se puede llegar en barco desde el paseo de la ciudad. La pequeña isla contiene una pequeña fortaleza y fue escenario de varias batallas durante la Guerra de la Independencia.

Bacalar, Quintana Roo

Este precioso pueblo del estado de Quintana Roo está situado junto al lago de Bacalar, el segundo más grande de México. La impresionante y hermosa laguna azul cuenta con aguas cristalinas y es famosa por contener nada menos que 7 tonos diferentes de azul. Situado a menos de dos horas de Tulum, el destino es uno de los favoritos para los buceadores y los amantes del esnórquel. Los aficionados a la historia también encontrarán muchos motivos para estar contentos: la Fortaleza de San Felipe transporta a los visitantes a una época en la que los piratas eran una amenaza constante para la región.

Mexcaltitán de Uribe, Nayarit

Durante años, los académicos mexicanos han especulado sobre si esta isla-ciudad hecha por el hombre en el estado mexicano de Nayarit es la verdadera ubicación de Aztlán, la ciudad original de los aztecas. Algunos investigadores sostienen que el diseño de las calles se asemeja a la antigua ciudad azteca, que abandonaron en masa en 1091 para emprender una peregrinación a la zona que hoy es Ciudad de México. Sea o no Aztlán, Mexcaltitán de Uribe es un destino paisajístico que merece su fama de “La Venecia mexicana”. La ciudad es casi perfectamente redonda y cuenta con luminosas casas dispuestas en un singular patrón de calles cruciformes.

Isla de Janitzio, Michoacán

Famosa por sus celebraciones del Día de los Muertos, la isla de Janitizio es un centro del pueblo indígena purépecha y cuenta con espectaculares eventos culturales y paisajísticos durante todo el año. Es una de las cinco islas del lago de Pátzcuaro, en el occidental estado de Michoacán, y está dominada por una impresionante estatua de José María Morelos, héroe de la campaña de independencia de México. Todos los años, los visitantes acuden a la isla con motivo del Día de los Muertos, cuando los lugareños velan junto a las tumbas de los seres queridos fallecidos en el cementerio del pueblo.

Catemaco, Veracruz

Enclavado a orillas del lago que lleva su nombre, el pueblo de Catemaco es famoso en todo México como centro de magia y brujería. El primer viernes de marzo, la ciudad celebra un festival anual de brujería que atrae a unos 5.000 visitantes. Dotada de un pintoresco lago, la zona también alberga todo tipo de fauna extraordinaria, como cocodrilos, loros e incluso monos.